5 ERRORES A EVITAR

Elegir un buen nombre para la web de un negocio no es tarea sencilla. Como experta en SEO y marketing de contenidos han pasado por mis manos incontables emprendedores, autónomos y empresarios con un mismo dilema:

¿qué nombre le pongo a mi web?¿qué nombre de dominio compro para mi negocio?

Muchas veces ocurre que tenemos un nombre en la cabeza, pero luego, cuando vamos a comprar el dominio caemos en cuenta de que ya está cogido. Y allí es cuando empiezan los problemas

Muchas veces se compran nombres que son un lastre para el posicionamiento orgánico de la web. Son errores sencillos, que pueden evitarse teniendo en cuenta unos consejos básicos.

Para que lo tengas muchísimo más claro y no metas la pata, hemos reunido los 5 errores más frecuentes a la hora de poner nombre a una web:

1️⃣ Elegir extensiones de dominio raras

2️⃣ Usar nombres difíciles de escribir o en inglés

3️⃣ Elegir tu nombre pensando solo en el SEO

4️⃣ Nombre con guiones

5️⃣ Marca personal vs marca comercial

Voy a explicarte cada uno de estos errores en detalle y te contaré cómo solucionarlos.

Empecemos…

Si quieres que te cuente cuáles son los errores más frecuentes a la hora de poner nombre a una web, dale al play al vídeo a continuación.

Si eres más de leer, continúa, encontrarás toda la información también por escrito.

Error nº1: extensiones raras

¡Hay que evitar las extensiones de dominio raras!

Ya sabéis que en la url de una web, tras el nombre del proyecto o empresa, aparece una extensión. Las más normales son .com, .net, o la extensión del país en el que estés, por ejemplo, .es (si estás en España), .de (si estás en Alemania), .com.mx (si estás en México) o .com.ar (si estás en Argentina).

Pero también existen extensiones de dominio raras, por ejemplo: .club.online, .blog.

Me he cruzado con muchos emprendedores que tienen muy claro el nombre que quieren para su proyecto.

Cuando me piden asesoramiento su consulta suele ser: “Flor, el nombre que quiero para mi proyecto ya está cogido con la extensión .com pero ese mismo nombre con la extensión .club está libre y me parece que tiene su gracia, tiene chispa!”

Mi respuesta siempre es la misma: ¡no lo hagas!

Hay que evitar las extensiones de dominio raras!

Por dos razones:

Error nº2: palabras raras o en inglés

Hay que evitar los nombres con palabras raras, en inglés o difíciles de pronunciar.

A veces nos venimos arriba con ciertos términos o con anglicismos que en principio parecen cool y no son más que una complicación añadida a la hora de escribirlo o recordarlo.

Por ejemplo: una fotógrafa que quiera añadir a su nombre “Photography” por parecerle estiloso probablemente solo conseguirá que a la gente le cueste recordar el nombre.

Error nº3: nombres generales (Exact Match Domain)

Los nombres demasiado generales también son un error común a evitar. Suelen caer en él los que buscan un nombre que funcione bien para el SEO, así que suelen incluir una palabra clave en el nombre de la web.

Esto en “jerga SEO” se conoce como Exact Match Domain. Es algo que podía funcionar hace años pero que, hoy por hoy, no garantiza que aparezcas en la primera página de Google y mucho menos en primera posición.

Una palabra clave en una url ya no garantiza el éxito en el posicionamiento de Google

Por ejemplo, en el caso de un fontanero en Barcelona, hace años podía triunfar con el nombre “fontanerobarcleona.com”, lo que se llama “exact match domain”.

Pero hoy las cosas han cambiado y, aunque es cierto que una url que incluye tu palabra clave puede traer ventajas, cada vez cuela menos y no garantiza el éxito en Google. Además, al ser un nombre tan genérico no estás creando marca y por tanto no te estás diferenciando del resto.

Error nº4: nombres con guiones

¿Por qué la gente escoge nombres con guiones? Probablemente porque el nombre que tenían en la cabeza, sin guiones, ya estaba cogido.

Si ese es el caso, la solución no es usar guiones o escoger extensiones raras porque ya lo vimos: con esto sólo lograrás que la gente encuentre a tu competencia y no a ti.

Y esto es fundamental: cuando la gente ponga tu nombre en Google tiene que ser facilísimo de encontrar, debe aparecer el primero. Métetelo en la cabeza!

Error nº5: ¿marca personal o marca comercial?

Ésta es otra de las preguntas frecuentes a la hora de dar con el nombre para la web: ¿debo usar mi marca personal o mejor uso una marca comercial? Es decir, uso por ejemplo “florterbeck.com” o un nombre inventado o conceptual relacionado con mi marca?

¡Depende! La realidad es que se puede triunfar con ambas opciones pero hay que tener en cuenta dos aspectos si queremos optar por nuestro nombre en concreto:

Si tenemos un nombre muy común, por ejemplo mi fiscalista Sara Sanchez, lo mejor es apostar por una marca comercial. Si hay mucha gente que se llama igual que nosotros o incluso hay algún famoso con el mismo nombre, nos encontraremos de nuevo con los errores que ya hemos visto: tendremos mucha más competencia en Google.

En el caso de Sara Sanchez, además de ser un nombre habitual, hay una diseñadora de modas bastante famosa que usa su nombre como marca personal. Por eso Sara Sanchez, la fiscalista, ha hecho muy bien en llamar a su web fiscalidad para dummies.

Por el contrario, si tenemos un nombre raro, como puede ser el mío -Flor Terbeck-, la gente tendrá problemas para recordarlo o confusiones a la hora de escribirlo.

En estos dos casos las marcas comerciales serán una opción más acertada. O bien usar el segundo apellido, el apellido de tu madre, un nombre artístico, es igual. Hay mil opciones.

Al final lo que importa es encontrar el nombre con el que nos sintamos realmente cómodos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *