negocio escalable

Poder escalar un negocio es el desafío de cualquier empresario que se precie.

Porque la realidad es que, si no tienes un negocio escalable, lo que tienes no es un negocio sino un autoempleo.

Como sé que este tema nos interesa a todos he invitado a Stefania Dalle Pezze, consultora de procesos y experta en negocios digitales.

Ahora mismo está lanzando un nuevo programa que se llama Negocio Escalable, así que no quería perderme la oportunidad de entrevistarla y que nos avanzara algo del training gratuito que dará la próxima semana (puedes apuntarte aquí).

Así que si quieres ver la entrevista, dale al play. Si quieres leer un resumen con las preguntas y respuestas más destacadas, sigue leyendo.

Flor: Empecemos por el principio, ¿Qué es un negocio escalable?

Stefania: Muchísimas gracias por invitarme. Vamos directos al grano, un negocio escalable, para empezar, es un negocio cuyas ventas no están directamente relacionadas con la entrega de tiempo de su dueño, como podría ser por ejemplo un fisioterapeuta que para dar sesiones de fisioterapia necesita estar físicamente.

Cuando no tenemos un negocio escalable, en el momento en el que dejamos de trabajar el negocio deja de ingresar.

Flor: Una sensación que tengo últimamente es que está de moda decir que tenemos muchas personas en nuestro equipo. Casi que si no tienes equipo no eres nadie. Pero contratar no es tan fácil.

Yo fui una que en su día se apuró a contratar y se pegó un buen ostión. Me trajo problemas a todo nivel, pero sobre todo financieros.

Tenía que hacerme cargo de un sueldo por mes pero no conseguí quitarme el suficiente trabajo de encima como para que aquello me saliera rentable.

Por eso a mí ahora contratar me da mucho miedo, porque no quiero volver a cometer los mismos errores.

Mirándolo a la distancia me doy cuenta que yo fracasé a la hora de contratar porque mi negocio no tenía procesos. Si antes de contratar a la persona no tienes claro y documentado qué es exactamente lo que necesitas que haga, el trabajo nunca lo acabas de delegar completamente.

Es que cuando somos hombres y mujeres orquestas, más que una colaborador, lo que necesitamos en un clon.

Entonces te pregunto, ¿recomiendas comenzar a definir los procesos de tu empresa desde el primer día o es necesario ir un poco a lo loco durante un tiempo, porque luego el día a día te irá llevando a solito a una manera de hacer las cosas ?

Stefania: Muy buena pregunta realmente no es necesario hacerlo desde el minuto cero porque porque es importante ejecutar muchas veces una acción antes de poder definir un proceso. Es importante haber afinado y mejorado este proceso antes de documentarlo.

¿Cuándo empezar a hacerlo? No sé si hay un momento perfecto, lo ideal es no esperar hasta el último minuto, pero tampoco hacerlos desde el principio.

Hay un momento en el que empezarás a tener más claridad acerca de tu negocio y allí es cuando puedes decir: aprovecho ahora que estoy ejecutando y voy documentarlo.

Flor: ¿Qué recomiendas tener los proceso súper claros antes de contratar a alguien o cuando contratas a alguien ir generando los procesos junto a la persona que has contratado? ¿En tu experiencia que es lo que funciona mejor?

Stefania: lo mejor sería tener algo hecho antes, que no tiene por qué ser un proceso perfecto.

Muchas veces pensamos que tenemos que guardar mucho tiempo dentro de nuestra agenda para redactar procesos y que recién después estaré preparado para contratar, pero no esto no funciona así.

Es mucho mejor tener un proceso base básico, o sea un primer borrador y que luego se vaya mejorando. Esto va a ayudar muchísimo a una persona que se incorpore a nuestro negocio y justamente esta persona luego puede ser la que vaya redactando y afinando los procesos.

Hay que tener en cuenta que es la persona que ejecuta la que realmente debería redactar y documentar los procesos.

Entonces al principio, cuando eres un emprendedor solitario y tú estás ejecutando todo, tiene sentido que hagas un primer borrador de los procesos. Pero si le vas a delegar unas tareas específicas a alguien y es un proceso, repetitivo, recurrente, es la persona que lo ejecuta quién mejor definirá y documentará estas acciones.

Flor: ¿Cuáles son los primeros pasos para empezar a escalar un negocio: automatizar los procesos al máximo, contratar más recursos, vender productos que no dependan necesariamente de tu tiempo?

Stefania: La realidad es que depende mucho del objetivo del negocio, a dónde se quiere llevar la empresa. Lo más importante es conocerse a uno mismo. Es decir, como dueño de mi negocio conocer en qué soy bueno, dónde puedo aportar más valor y dónde quiero llevar mi negocio.

Porque si yo tengo claro, por ejemplo,  que quiero digitalizar mi negocio al cien por cien entonces te diría,  vamos primero la revistar el modelo de negocio para enfocarlo a la venta de productos digitales. Pero esta no es la única forma de escalar un negocio.  

Flor: ese es un poco el análisis que yo hice en su día. Porque hubo un momento en el que estaba totalmente desbordada de trabajo y tuve tomar una decisión. O contrato gente y me transformó en una agencia de SEO y enfoco mi negocio a la venta de formación online.